Los juegos de rol

Este corte de vídeo pertenece al principio de la película ET. La pandilla de amigos del hermano de Eliot está reunida en torno a una mesa, tiran un dado, hay uno de ellos que tiene poder absoluto del juego y, finalmente, le dejan a Eliot jugar si va a por la pizza y prepara un plan de juego.

Si tienes menos de 30 años probablemente no sepas mucho de estos juegos que estuvieron tan de moda en los años 80 y 90. Para los que rondan (y sobrepasan) los 30 probablemente ver estas imágenes les genere bastante nostalgia.

Probablemente el mayor atractivo de estos juegos era la complejidad de su mecánica. Símplemente preparar una ficha de jugador para cada amigo era una tarea que consumía una tarde. Probablemente después, a la hora de jugar, la experiencia fuese bastante decepcionante si no había ningún amigo que pudiese ejercer de Director de Juego o Master con el desempeño y experiencia necesarios.

Lo cierto es que la idea parece atractiva, alguien prepara un guión, como si fuese una novela, con escenarios, localizaciones, personajes, etc… y hace pasar a los personajes jugadores por una serie de aventuras en las que tendrán que enfrentarse a peligros, retos, realizar investigaciones, utilizar su astucia para evitar trampas o descubrir tramas… Todo ello sujeto a unas reglas conocidas y aceptadas con el aliciente de que el azar también entra en juego al utilizar dados para resolver el resultado de acciones como disparar una pistola o un combate con espadas.

intro stormbringer

intro cthulhu

Cada juego tenía su universo propio, los más exitosos estaban basados en ambientaciones fantásticas sacadas de los ambientes de relatos o novelas como “El señor de los anillos” de J.R.R. Tolkien, las historias de terror de H.P. Lovercraft, o en los reinos jóvenes de Michel Moorcock.

stormbringer

call_of_cthulhu_gw

Señor anillos

Aún hoy se pueden encontrar en Internet (a través de ebay, por ejemplo) algunos ejemplares viejunos de estos libros y los avances tecnológicos hace posible lo impensable hace unos años: utilizar Skype o los Hangouts de Google para organizar partidas on-line, compartiendo un mapa o el material que el Master haya preparado con los jugadores.

Ciertamente sería interesante el desarrollo de una comunidad online para poner en contacto a personas que quieran jugar una partida de verdad a estos juegos en los que la fantasía y la imaginación hacen adoptar un rol o papel a los jugadores distinto al real en un mundo de fantasía lleno de peligros y aventuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.